Así será el puesto de trabajo del futuro, según Fujitsu

Teniendo en cuenta que en 2025 más del 50% de la fuerza de trabajo estará compuesta por ‘millennials’, las empresas deberán esforzarse en modernizar el acceso a los recursos empresariales.

Las organizaciones tienen que prepararse para el relevo generacional que supone la llegada masiva de los denominados ‘millennials’ al mercado laboral. Según un estudio realizado conjuntamente por Fujitsu y la consultora PAC, se espera que para 2025 este perfil de trabajador supere el 50% en las organizaciones.

Este perfil, según el fabricante, tiene otros objetivos y está acostumbrado a trabajar de distinta forma, teniendo más en cuenta ese equilibrio entre lo profesional y lo personal. La previsión es que las empresas tengan que ofrecer más libertar de movimientos a los empleados, facilitando iniciativas como el teletrabajo y los horarios más flexibles: “El puesto de trabajo va a ser más móvil, más independiente de los dispositivos y los lugares donde se encuentre el trabajador”, señalaba durante la presentación del estudio Antonio Díaz, director de preventa de Digital Workplace en Fujitsu España.

Por tanto, las organizaciones deben afrontar esta evolución para retener el talento, algo que puede poner en peligro los negocios en caso de que no se lleve a cabo. Y es que la productividad se ve muy afectada cuando se producen muchas rotaciones en la fuerza laboral ya que impacta directamente en los negocios. El trabajo remoto, por ejemplo, se establecerá como la norma, algo que tiene un impacto directo en el acceso a los recursos empresariales como aplicaciones y datos.

Las buenas noticias llegan a través de la tecnología disponible en la actualidad, que está preparada para facilitar a las empresas esos cambios. La nube es una de ellas, pero también deberán implementarse medidas avanzadas de seguridad para que no se produzcan brechas durante el acceso de los empleados a los comentados recursos.

Los resultados del estudio indican que el equilibrio entre trabajo y vida personal favorece el rendimiento de los empleados: “se ha demostrado que una mayor flexibilidad con el teletrabajo y los horarios, así como la modernización de la tecnología, inciden en una mayor productividad”, apuntaba Díaz.

Por otra parte, el puesto de trabajo debe ser inteligente y más simple. En la actualidad, existen muchas barreras desde el denominado ‘legacy’. Las TI antiguas deben dar paso a las nuevas para simplificar los accesos y conseguir que los empleados se sientan igual de cómodos utilizando un smartphone, una tableta o un portátil.

En esas nuevas Tecnologías de la Información las estrellas son, sin lugar a dudas, tendencias como la inteligencia artificial y la robótica, que redefinirán el puesto de trabajo durante los próximos años. Algo similar ocurre con los modelos en la nube, que facilitarán tanto el acceso a aplicaciones y datos como al uso de herramientas colaborativas entre los empleados.

Un dato interesante que se puede extraer del estudio realizado por Fujitsu es que España es uno de los países que más rápido están incorporando servicios cloud en su estrategia workplace. Según se explica, el 55% de las empresas nacionales ya está en inmersa en ese proceso. Solamente nos superan países como Holanda o el Reino Unido.

La seguridad es otro de los componentes críticos para acelerar la modernización del puesto de trabajo. Cada vez habrá más datos que estarán accesibles desde cualquier lugar, por lo que las técnicas de gestión de accesos e identidades deberán implementarse para evitar problemas que incluso podrían acarrear al cierre de los negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *